Tiempo de estío, es tiempo

Y esos son los momentos que he utilizado para poner en marcha este nuevo blog, que tiene una única pretensión: convertirse en espacio de encuentro donde poder compartir con todos vosotros aquellas cuestiones de interés relacionadas con la mediación familiar, ámbito de la mediación al que me dedico desde hace tiempo.

Y, aunque pudiera parecer que el verano no es tiempo para hablar de una intervención que está dirigida principalmente a la gestión de conflictos, esto no es del todo cierto, ya que es frecuente que, en esta temporada del año, se incrementen mucho las tensiones existentes entre la pareja como consecuencia de un mayor tiempo juntos, en el que es necesario compartir no sólo momentos placenteros o de ocio, sino también otro tipo de responsabilidades familiares que, en el mejor de los casos, se han asumido de forma desigual a lo largo de todo el año.

Y por tanto, es en estos supuestos momentos de descanso donde van a emerger todas las dificultades latentes que han sido mal resueltas durante el resto del año, dando lugar a las llamadas situaciones de crisis que, muy probablemente, se presentarán en los servicios de mediación como causantes de una situación de ruptura, a la vuelta del verano.

De estos temas relacionados con el quehacer diario del mediador, así como de todas aquellas cuestiones técnicas relativas a los distintos ámbitos de aplicación de la mediación o disciplinas afines, son de los que nos vamos a ocupar en este blog. Esperamos que  lo tratado suscite reflexiones que sean de interés para todas aquellas personas que estén interesadas en la mediación.

Anuncios